6 ago. 2011

No hace falta

"Existió una meta que quise alcanzar cuando te conocí, y fue; ser vital para ti..."

Después de cruzar algunas palabras, empecé a necesitar tu voz, en invierno tus brazos, de tus besos... de ti. Necesité de inmediato tu mirada en mi, a tener tus manos en las mías como aliento para vivir.
Sin embargo, nunca lo fui de ti, todo acabó al descubrir que no fui correspondida.
No hizo falta intentar ser sobrehumana, ni intentar capturarte con necesidades materiales.
Tu completo desinterés , solo me hizo comprender que no hace falta enamorarse en falso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario