28 jun. 2011

(Tic-Tac):||

Erase un reloj que trabajaba sin descanso, no era un reloj normal, vamos, si alguien pudiera verlo no sabría que es un reloj.

Tuve la suerte de contemplar una medusa, boba como solo pueden serlo las medusas, inútil como solo ellas, pero con un movimiento de "cadera" tan sensual que era imposible dejar de mirarla.

Maldita hermosa, arriba, Tic, tan estúpidamente sensual, abajo, Tac. Bailando al ritmo de las medusas, invitándome a no pensar, invitándome a ser un inútil a su lado, a olvidar. Ni los metrónomos son tan perfectos.Tic-Tac

Y erase un motor de bomba de pecera que trabajaba sin parar día y noche moviendo lentamente el agua para esa medusa, también para algunos peces y algunos corales.

Y erase un pepino de mar que simplemente era rojo.

Y era la rutina de todos los días del despertador, sonar a las 5:05, la rutina del señor de bañarse, ya saben rutina de soltero, trabajando para el y sus mascotas, manteniendo vivo ese sensual Tic-Tac

No hay comentarios:

Publicar un comentario