2 jul. 2011

El tiempo, tiempo perdido.

Debería empezar con una disculpa a mis lectores & compañeros, hablando del tiempo & causando una impuntualidad terrible.
¿Han experimentado salir un día sin algún reloj? Podría decir que así fue mi día de ayer, viernes. Es tan grandioso como solo mentalmente te puedes dar una idea de qué hora es, todas las cosas que puedes hacer expontaneamente sin presiones de ¡Ya es tarde! ¡Cinco minutos más! Las cosas radom son sencillos placeres que le doy a mi vida, caminaba sin dirección, cuando disfrute de la inmensa ciudad de México & qué es el tiempo, yo diría que algo más de lo que radica en mi vida, lo importante es la calidad que le des, qué son 30 minutos de aburrimiento a 7 minutos de risa continua, no hay punto de comparación, errónea la idea de medir las cosas en lapsos & tiempos que fijación la gente toma en "ser puntual" & tantas cosas que pueden suceder en un momento a otro, ese pequeño desafío para poder a tiempo que es tan rutinario.
Tic-Tac... Tic- Tac, han escuchado detenidamente las manecillas del reloj, perderse en la inmensidad del sonido & cerrar los ojos al imaginar futuro, en divagación.
Ahora te reto a que un día te lo dejes a ti& tu soledad, sin reloj& sin planes, & me platiques lo bien que te la pasaste, debes recordar que el tiempo no cambia las cosas, sino la calidad que le das.

No hay comentarios:

Publicar un comentario